Pisitos sincrónicos y el poder del opio

El deporte mueve masas. Y desagraciadamente no por practicarlo, que eso estaría muy bien, sino por verlo por la tele con birra en mano. Aunque esto lo sabe todo el mundo, [es una de esas verdades universales, como que la parte del pollo asado que menos gusta es la pechuga, que se queda una pizca secorra], sólo pocas veces se puede ver una evidencia tan curiosa como ésta. Os pongo en contexto: Olimpiadas de Invierno 2010, final de hockey sobre hielo, Canada se enfrenta a Estados Unidos, 80% de los canadienses pegados a la tele.
Miren, miren el consumo de agua:
La línea verde corresponde a un dia normal, mientras que la azul representa el dia de la final. 

Los esfínteres de todo un país paralizados! El poder del deporte no conoce límites!

Lo vi aquí.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta to “Pisitos sincrónicos y el poder del opio”

  1. rose Says:

    Cuidado con las verdades universales!!! Mi parte preferida del pollo es la pechuga! Así que si comemos pollo juntos, somos perfectamente complementarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: