Posts Tagged ‘recuerdos’

El mecanismo del olvido

febrero 24, 2010

¿Dónde he dejado las llaves? ¿En qué planta aparqué el coche? ¿Quién soy y qué hago aquí?

Nuestro cerebro tiene la mala costumbre de olvidar muchas cosas y a veces resulta realmente molesto. No obstante, los científicos creen que el olvido es necesario para el correcto funcionamiento del cerebro. En otras palabras, para que quepa algo nuevo, hay que borrar algo antiguo. A cuento de esto, acaba de publicarse un artículo muy interesante en la revista Cell, en la que un grupo de investigación chino-americano ha identificado una proteína que es, al menos en parte, la responsable del proceso de olvidar.

Hasta ahora no se ha sabido por qué olvidamos. Se ha especulado en ocasiones que los recuerdos tienen en cierto modo fecha de caducidad y que en algún momento, sin más, desaparecen de nuestra mente. Igualmente se ha sugerido que los recuerdos, sobre todo aquellos que se archivan en el cajón de la memoria a corto plazo, están siendo constantemente “sobrescritos” por nueva información que recibimos de nuestro entorno. Sea de un modo u otro, ambas teorías plantean el olvido como un mecanismo meramente pasivo. Como veréis ahora, este estudio parece desafiar esta visión, y parece sugerir que el olvido es un proceso activo, mediado por una proteína o enzima.

Vamos con el estudio: En él se experimenta con moscas, en concreto con Drosophila melanogaster o mosca de la fruta. Las moscas son expuestas a dos olores distintos cada uno en una placa diferente. Uno de estos olores, no obstante, propina al insecto un pequeño electroshock si la mosca se acerca a la placa impregnada con el mismo, mientras que el otro olor resulta inofensivo. Las moscas, en poco tiempo aprendieron a dirigirse al olor “inocuo”, evitando así el dolor. Cuando las moscas han aprendido, los científicos le dan la vuelta a la tortilla. [Qué cabrones]. El olor antes inofensivo viene ahora con descarga electrica, y viceversa. Tras un breve tiempo, la mosca corrige su comportamiento, eliminando el recuerdo previo y dirigiéndose al olor que ahora es seguro. Bueno, la mosca idiota no es. Pero esto eran las moscas control.

Otro grupo de moscas, modificadas genéticamente para ser incapaces de producir una determinada proteína, llamada Rac, tuvieron un comportamiento bien distinto. Éstas fueron igualmente capaces de aprender al principio qué olor les causaba dolor, y aprendieron pronto a evitarlo. No obstante, al cambiar la descarga eléctrica de placa de olor y llevarse un par de chispazos, las moscas modificadas sufrían una gran confusión, sin saber adónde dirigirse, y volaban en zigzag sin rumbo fijo. Las moscas modificadas, al no poder producir la proteína Rac, no eran capaces de eliminar el recuerdo inicial, de modo que en sus diminutos cerebros coexistían los recuerdos de descargas asociados a ambas placas olorosas.

Ésta es la primera prueba que se tiene de la existencia de mecanismos bioquímicos del olvido. Lo próximo que quieren hacer es probar esta hipótesis con ratones, [a saber qué putadas les harán a los pobres roedores. Arderán en el infierno por sus maldades], puesto que si el mecanismo es similar en mamíferos, esto puede ser una fiessshhhta. De primeras se sabe que los seres humanos tenemos también la proteína Rac, pero no sabemos aún si el mecanismo es más complejo y las funciones que cumple son las mismas que en la mosaca de la fruta. Las aplicaciones a la hora de manipular la capacidad de olvidar?? Puede utilizarse para tratar a pacientes con stress postraumático, eliminar recuerdos dolorosos o traumáticos de nuestra infancia, o quien sabe, crear un ejército de soldados sin recuerdos y carente de cualquier lazo afectivo y piedad… que rápido se me va la olla y enlazo con Huxley y Orwell, perdón.